Sin respuestas del Intendente ni sus funcionarios responsables

Desde distintas instituciones y espacios se observa con angustia, bronca e indignación cómo el Estado Municipal insiste en la ceguera y la falta de respuesta ante los problemas de la ciudadanía.

El domingo pasado, nuestra ciudad se vio afectada por una caída de precipitaciones algo mayor que lo habitual. Sin embargo, lo que deja perplejos a muchos vecinos y vecinas que se inundaron en barrios y localidades de Luján donde esto es poco frecuente, siendo reflejo del escaso mantenimiento de desagües y zanjas. Producto del fracaso de la gestión, la escasez de obras menores que serían una solución para muchas familias. Se registraron problemas serios en lugares tales como Los Laureles, San Pedro, Lanusse, Ameghino y Pueblo Nuevo. En esta ocasión la lluvia y la desidia le tocó también a La Hostería. A esta situación, se suman el mal estado de calles, veredas y el espacio público en general, que ante una caída de agua tan repentina, se vuelven totalmente intransitables. En los barrios fuera del casco y las localidades no se mejoran los zanjones ni la remoción de basura y ramas producto de las podas.
Sin resolución histórica del desborde del río u otros cursos de agua, continúan los problemas en la localidad de Olivera, el llamado bloque de los Santos, Padre Varela y Villa del Parque.
Desde el espacio que conforman varias sociedades de fomento y organizaciones políticas como Vamos-Patria Grande y Unidad por Luján, se pronuncian con vehemencia sobre el fin del tiempo de promesas, “ya no hay margen para incumplir con las obras que los funcionarios de Cambiemos vienen pronunciando desde hace tiempo, que la voz de los vecinos y vecinas organizados se escuchó muy fuertemente a principio de año en asambleas, reuniones con representantes del ejecutivo municipal y cortes de ruta. Han anunciado fechas que luego se retrasan, han prometido obras que jamás llegaron y en entre tanto verso, mentira e ineficiencia, está la gente. Como balance principal, queremos denunciar la ausencia de respuesta con respecto a tres promesas y obras que para esta altura del 2018 deberían estar terminadas:
* Las obras de relocalización para familias que sufrieron las últimas inundaciones del Río Luján que están lentísimas y las viviendas sin fecha cierta de entrega.
 
* La obra en el barrio Ameghino que está paralizada.
 
* La obra pedida para el San Pedro que ni siquiera comenzó y ni tiene cronograma.
¿Qué más hay que esperar? Porque cuestiones materiales y simbólicas ya se han perdido en varias ocasiones. ¿habrá que esperar a que se pierda una vida? ¿cuál es el límite para este gobierno?
Exigimos que el Estado cumpla con las obras prometidas y que establezca plazos para su realización, pero que cumpla, porque para este gobierno la palabra no vale, porque si de algo estamos inundados es de promesas.
Este espacio lo conforman específicamente la Sociedades de Fomento de San Pedro; La Loma; San Jorge; Lanusse; Ameghino; junto a Fundación El Remo. Comisión mixta de control y seguimiento por las relocalizaciones.
Vamos – Patria Grande; Unidad por Luján.