LA CULTURA POPULAR NO SE ROBA NI SE VENDE, SE DEFIENDE.

Robaron todos los equipos del Centro Cultural José Artigas en la calle Mitre al 800. También se llevaron alimentos y provocaron destrozos. Quienes llevan adelante el Centro, solicitan colaboración para dar con los elementos y también que sepamos construir colectivamente una sociedad distinta.

Transcribimos el comunicado de las compañeras y compañeros del Centro Cultural:

Con muchísima bronca queremos comunicarle a la comunidad de Luján que anoche nos reventaron la puerta del Centro Cultural José Artigas y nos robaron.
Se llevaron herramientas vitales para nuestro trabajo cultural, equipos de sonido que nos llevó años poder tener, una computadora, una garrafa, alimentos del almacén comunitario que allí funciona y provocaron destrozos que deberemos reparar.
Sentimos mucha tristeza, pero fundamentalmente impotencia porque nos costó mucho tener esas herramientas, que si bien son materiales y a fuerza de trabajo vamos a reponerlas, sabemos del trabajo colectivo detrás de cada una de ellas para conseguirlas. Porque el Centro Cultural José Artigas se sostiene desde siempre de manera autogestionada, con el trabajo del grupo que lo coordina y una enorme participación y acompañamiento de la comunidad de Luján.
Nos da mucha bronca, pero no nos parece extraño. En tiempos donde algunos sectores buscan instalar día a día los peores valores humanos del individualismo y el sálvese quien pueda, está es una de las consecuencias.
Este es otro golpe más de los tantos que la Cultura Popular viene sufriendo en nuestro país. Sabemos que un espacio donde la palabra vale y se pronuncia de manera colectiva y rebelde molesta, y no descartamos que este ataque tenga que ver con eso.
Queremos destacar el apoyo y la ayuda que recibimos de inmediato de lxs vecinos de nuestra ciudad. Agradecemos todas las muestras de afecto y solidaridad que nos llegan día a día, y más en estos duros momentos, las cuales son claros signos de que este espacio es sentido como colectivo por gran parte de nuestra comunidad. 
Pero así como le ponemos el cuerpo a construir valores y acciones cotidianas de transformación no nos vamos a quedar quietxs y vamos a seguir adelante.
Porque lo importante es que masticaremos bronca hoy pero seguiremos laburando para reponer está perdida material. Seguiremos trabajando para dar lo mejor de nosotrxs por construir una cultura popular, transformadora y diversa que ayude a transformar nuestra ciudad y nuestra Patria grande, porque la CULTURA POPULAR NO SE ROBA NI SE VENDE, SE DEFIENDE”.