“No se pueden bajar las tarifas”

El concejal por Cambiemos, Javier Casset, se presentó en el programa Quehacer Político que se emite por Cablevisión para los distritos de Luján y General Rodríguez para conversar con Juan Meri, su conductor, sobre el aumento de la tarifa eléctrica y la aprobación de la última ordenanza del día viernes. Todos los detalles, en la nota.

Como cada miércoles, de 20.30 a 22 horas, un panorama certero de lo que pasa en Luján y Rodríguez ocurre en un programa de televisión en canal 7 de cable. Conducido por Juan Meri y realizado por PUNTO PRODUCCIONES, se propone brindar, con honestidad informativa, el momento para aquellos y aquellas que quieran comunicar el quehacer político de su espacio.

En esta oportunidad, uno de los invitados fue el concejal por Cambiemos Javier Casset, arquitecto quien ocupara en el municipio, la cartera de obras públicas hasta 2017. Y el motivo fue conversar sobre las tarifas eléctricas y el contenido de la última ordenanza aprobada el viernes 28 de septiembre por unanimidad en el Honorable Concejo Deliberante.

A propósito de la misma, dejó algunas anotaciones importantes.

La ordenanza es una autorización a gestionar al intendente. No le exige ni le impone nada de lo que ya está haciendo”.

“Es una redacción ambigua. En su momento, el municipio tenía la herramienta fundamental que junto a la Cooperativa podía fijar tarifas, pero en 1999 cambia la ley y deja de autorizar al municipio a fijar la tarifa y es la provincia la que lo fija”.

“En el cuarto intermedio, del lunes al viernes, se licuó la redacción porque no se le podía imponer al intendente algo que no puede hacer por ley”.

“La crisis, el aumento de tarifas, en realidad la quita de subsidios al costo de la energía, hace que muchas boletas sean impagables”.

“No es una actitud simpática decirle a la gente que está planteando la necesidad que se le baje que nosotros no tenemos la herramienta para hacerlo. Por eso lo que se aprobó el viernes es mucho más licuado (sic). No podíamos obligar al intendente a hacer algo que ni él ni el concejo deliberante pueden hacer que es bajar las tarifas”.

“No me gustó que en la reunión del jueves la gente se vaya con la expectativa que nosotros estábamos aprobando una ordenanza que le bajaba las tarifas. ESO ES MENTIRA”.

“Tras que estamos mal, la gente está mal, que tenemos un aumento de tarifas importante, si generamos una expectativa de algo que no vamos a poder cumplir”.

Es indudable que fueron definiciones significativas por lo que significa su presencia en el espacio de la alianza gobernante. Lo que se desprende de sus declaraciones es la inexistente relación de las políticas públicas establecida por el mismo signo político partidario tanto en provincia como en nación. Parece que sus dichos fuesen neutrales olvidando que son partícipes necesarios de la situación social y política en la que se encuentra inmersa la república y el municipio en particular. Esta disociación resulta inaceptable, no por lo ingenua sino por lo intencional de las continuas declaraciones de funcionarios y dirigentes que conforman la gestión de gobierno.