Un hombre se suicidó de un disparo en Mitre entre Alem y Sarmiento

El hecho sucedió este domingo a las 8:45 de la mañana. La policía investiga las causas de la determinación y confía en encontrar detalles en las cámaras de seguridad que pueda haber en la zona.

Este domingo por la mañana un disparo de arma de fuego convulsionó al barrio de la calle Mitre entre Alem y Sarmiento. La explosión se escuchó a las 8:45 y cuando vecinos y transeúntes dirigieron su mirada cerca de la mitad de cuadra en donde yacía sin vida el cuerpo de una persona de sexo masculino, aparentemente de avanzada edad.

Inmediatamente se dio aviso a la policía que se hizo presente en el lugar conjuntamente con auxiliares de la justicia. Cerca del mediodía de este domingo se intentaba establecer la identidad y el domicilio de la persona fallecida, y también bajo qué circunstancias murió.

“Aparentemente habría sido un suicidio con un arma que a simple vista parecía un calibre 32” dijeron fuentes policiales en el lugar al tiempo que destacaron que se encuentran abocados a la búsqueda de testigos del hecho e imágenes que puedan haber captado alguna cámara de seguridad que haya en la zona.

Un comerciante que tiene su negocio a 20 metros del lugar donde ocurrió el hecho destacó en diálogo con TRIBUNA DEL PUEBLO que “8:30 abrí el negocio y me encontraba limpiando la heladera cuando se escuchó el disparo, salí a ver que pasaba y vi el cuerpo del hombre con el arma al lado”.

En tanto otra vecina, en este caso de la esquina de Mitre y Alem contó a este medio que “Yo escuche la explosión a las 8:45, me asomé a la ventana y no había visto nada, al rato me enteré lo que pasó por otra vecina”.

Este domingo al anochecer las pesquisas habrían arrojado que la persona vivía sobre la calle Alem apenas pasando Mitre sobre la mano izquierda. Se trataba de un adulto mayor soltero, sin hijos y aproximadamente 80 años de edad. El fallecido habría tomado la tremenda decisión de quitarse la vida en la vía pública dado que vivía sólo y habría sido cuestión de días encontrar su cuerpo sin vida en su domicilio.