El gobierno municipal da un plus salarial a los trabajadores y todos felices

Luego de haber impartido por decreto el aumento salarial y de haber sido abordado por trabajadores municipales que se hallaban en la carpa de “san Martín 551”, el Intendente Oscar Luciani se reunió con los gremios este jueves y les anunció que en septiembre y octubre junto con el aumento los laburantes recibirán una suma no remunerativa de 1500 pesos. Los díscolos que aún no habían levantado el paro lo hicieron y la carpa de los municipales fue levantada.

Primero fue el aumento por decreto que obligó a los trabajadores municipales a volver al trabajo luego de casi cincuenta días de paro. Y aunque la mayoría l había hecho algunos díscolos aún se manifestaban en buscar “algo más” que el 15% hasta septiembre y la promesa de reabrir la paritaria el 10 de ese mes. Y ese “algo más” llegó: es que luego de haber sido abordado el Intendente el martes pasado por Enrique Peñalba y algunos trabajadores municipales de los más radicalizados con el pedido de “algo  más” que el aumento dado por decreto, el Jefe comunal convocó a los secretarios generales de los tres gremios que nuclean a los municipales y firmaron un acta en la que para el mes de septiembre y octubre de este año pagará una suma no remunerativa de 1500 pesos cada mes.

Los gremios contentos, los trabajadores que no lo habían hecho volvieron a sus tareas y la carpa de “San Martín 551” se levantó. Pero no es todo: El dato saliente, por lo menos para el que esto escribe, es que el Intendente Luciani y los gremialistas Enrique Peñalba (STM) y Enrique Maguicha (SEM) vieron junto a los trabajadores más díscolos hacia el conflicto que se había desatado el partido de que Argentina perdió frente a Croacia en la mismísima carpa que se había levantado para protestar. En una fotografía que publicó el Bisemanario El Civismo se lo ve al jefe comunal abrazado a los trabajadores. Es para destacar, porque estamos los lujanenses en la salida de lo que fue la negociación paritaria más conflictiva de, por lo menos, los últimos 20 años.

Y después de casi 50 días de paro, con todas las complicaciones que ello conllevó, fuertes cruces en declaraciones mediáticas, incidentes en las manifestaciones, incidentes con funcionarios, con trabajadores y la policía y demás es notable como el final feliz encuentra a todos “abrazados”.